arrow_downward
Descansa en paz, Diego
Internacional Conmoción Mundial

Hasta siempre, leyenda: La brillante carrera de Diego Armando Maradona

Este miércoles 25 de noviembre, una parte importante del fútbol murió junto con el Pelusa, el más grande del fútbol argentino y, para muchos, el mejor de todos los tiempos.

escrito por
Matías Medina

Descansa en paz, Diego

Descansa en paz, Diego (Foto: Getty Images)

Día triste para todo fanático del fútbol. Este miércoles 25 de noviembre, el gran Diego Armando Maradona falleció a sus 60 años luego de sufrir un infarto en su residencia privada en Argentina.

El Diego se descompensó en su hogar, donde estaba acompañado de su familia, y pese a que llegaron seis ambulancias para intentar animarlo, un paro cardiorespiratorio terminó con su vida. Triste, pero cierto.

Una vida llena de triunfos y también de feas caídas, Diego Maradona siempre fue un personaje que se caracterizó por generar debate en torno a su imagen en el fútbol. Pese a esto, tratemos de recordarlo por lo genio que fue dentro de la cancha. 

Su brillante carrera en clubes
 

El debut profesional de Diego Maradona fue con la camiseta de Argentinos Juniors el 20 de octubre de 1976, a diez días de cumplir los 16 años de edad, por un partido del Campeonato Nacional, oportunidad en que su equipo perdió ante Talleres por 1:0 de local. Ingresó, con la camiseta número 16, como reemplazante de Rubén Aníbal Giacobetti al comenzar el segundo tiempo. En la primera jugada que participó le realizó un "caño" a un adversario, entusiasmando a la hinchada local.

Luego de notables campañas en el Bicho de La Paternal, el Pelusa llegó a Boca Juniors para convertirse en ídolo Xeneize. Solo un año (1981) le bastó para ganarse el corazón de la 12 y quedar grabado en la historia dorada del gigante argentino, ganando el torneo de Primera División con 28 goles en 40 partidos, con solo 21 añitos.

Su salto al Viejo Continente fue en la temporada 1982/1983 en el FC Barcelona de España. En dos temporadas con los culés, el Pelusa anotó 38 goles en 58 partidos oficiales, consiguiendo una Copa del Rey, Copa de la Liga de España y Supercopa de España.

Tras su salida del Barcelona, Diego Maradona llegó a su casa, a su lugar en el mundo, al Napoli de Italia, club en el que se convertiría en ídolo máximo. El astro argentino llegaba a un humilde club del sur italiano para pelear contra los gigantes del norte: AC Milán y Juventus. 

La mítica "Mano de Dios" de Diego Maradona ante Inglaterra

La tarea parecía titánica, pero el Diego llevó al Napoli a la gloria. Dos Serie A (1987 Y 19890), una Copa Italia (1987) y una Supercopa de Italia (1990) fueron sus títulos locales con los celestes. Pero a Maradona no le bastó con eso y en la temporada 1988/1989, ganó la Copa de la UEFA con el Napoli. En siete temporadas en el calcio, el Pelusa marcó 115 goles en 259 partidos. Leyenda inmortal.

Luego de su exitoso paso por el Napoli, Maradona volvió a la Liga de España para defender los colores del Sevilla. En solo una temporada con los andaluces, el 10 marcó solo ocho goles en 29 partidos, sin conseguir títulos.

En 1993 llegaría su regreso triunfal al fútbol argentino. El Pelusa volvía a su país para jugar en Newells Old Boys por solo cinco partidos en los que no marcó goles. Finalmente, Maradona retornó a Boca Juniors en 1995 para disputar sus últimos años como profesional. Su etapa en el Xeneize terminó en 1997, tomando la decisión de retirarse del fútbol.

Selección Argentina
 

No podemos hablar de Diego Maradona sin hablar de su romance con la selección argentina. El Pelusa siempre se caracterizó por su pasión por defender los colores de la Albiceleste y su nombre está grabado en el corazón de todos los argentinos.

Su mayor éxito con la selección, y el más grande de su carrera, fue la Copa del Mundo en México 1986. El '10' comandó una brillante generación argentina a su segundo Mundial, siendo la principal estrella de aquel equipo que dirigía el doctor Carlos Bilardo. Además de ese título, Maradona ganó el Mundial Sub 20 con Argentina en Tokio 1979.

Hoy no se fue cualquier jugador, hoy se fue una leyenda inmortal del fútbol. Hasta siempre, Diego querido.

Temas

Comentarios


Lee También