PSG está a un paso de asegurar su única alegría de una temporada en la que apuntaban a cosas mucho más grandes pues es virtual campeón de la Ligue 1 luego de imponerse 3-0 sobre el Angers pero el triunfo 3-2 del Olympique de Marsella de Jorge Sampaoli ante Nantes posterga la fiesta unos días más.

Fue uno de los encuentros más tranquilos de los de Mauricio Pochettino en esta campaña pues justo antes de cumplirse la media hora, apareció el de siempre, Kylian Mbappé en una bonita jugada colectiva y en el borde del área mandó un zurdazo prácticamente imposible para el portero rival.

La gran estrella del club dio el paso adelante en un encuentro en el que no estuvieron ni Lionel Messi ni Neymar para sumar tres puntos que dejan todo muy encaminado. En el final de la primera mitad la distancia se alargó en un tiro de esquina que jugaron en corto con centro de Ángel Di María, que encontró la cabeza letal de Sergio Ramos para el 2-0.

En el tiempo de complemento, otro defensor la mandó a guardar para poner las cifras definitivas en otra asistencias del Fideo que pudo conectar con Marquinhos que se había quedado en ofensiva y aprovechó para mandarla al fondo de la red con un sólido testarazo que le daba sentencia a las acciones.

PSG es virtualmente campeón de la Ligue 1 con 15 puntos de ventaja sobre el Olympique de Marsella pero aún no puede afirmarse matemática pues falta esta misma cantidad de unidades por jugarse. El título puede cerrarse este sábado ante el Lens en casa, bastándole tan solo un empate.