Catalina Ramírez (12) comenzó en el tenis de mesa el año 2018. Primero fue algo recreativo, por lo que solo entrenaba los sábados en el Centro de Alto Rendimiento, junto al profesor Valentín Ramos. El entrenador vio que tenía condiciones y sugirió que aumentara los días de entrenamiento, por lo que allí comenzó a dedicarse de manera más constante al deporte.

Durante la pandemia, Catalina continuó con sus entrenamientos gracias a que contaba con una mesa y pudo conseguir un robot para mantenerse en forma durante ese periodo. Actualmente entrena todo los días y compite los fines de semana.

La deportista clasificó al Panamericano U13 de Tenis de Mesa, tras un selectivo que se hizo en Chile. En él participaron las mejores 32 jugadoras del país, y a partir de esa competición, las mejores cuatro se ganan la participación al Sudamericano y Panamericano de la disciplina. Catalina clasificó en el primer lugar, quedando en el equipo que representará a Chile en República Dominicana. 

Desde la Federación Chilena de Tenis de Mesa, les informaron que el directorio determinó la participación en el Panamericano U-11 y U-13 de Santo Domingo 2022, pero que solo podrían asistir los deportistas que tengan los medios para autofinanciarse, pues no cuentan con los recursos para estas categorías. 

Catalina necesita 1,8 millones de pesos para poder costear los pasajes, alojamiento e inscripción, mientras que también necesita $1,5 millones para costear el acompañamiento de su madre, pues la deportista es menor de edad.

La familia está reuniendo fondos a través de esta campaña Viaje a Panamericano Sub13 y espera poder hacerlo pronto, pues la competición se realizará entre el 17 y el 24 de septiembre.