Jordhy Thompson se encuentra en prisión preventiva mientras se investiga el femicidio frustrado por el cual fue formalizado el lunes pasado, un asunto que remeció a Colo Colo y al fútbol chileno.

Este hecho policial revivió lo que fue el traspaso frustrado de Thompson en su momento al Xolos de Tijuana de México. Elenco que incluso en su momento le compró pasajes para viajar a Norteamérica.

El directorio de Colo Colo analizó en más de una ocasión la propuesta que llegó desde los aztecas, la que terminó bordeando los 400 mil dólares por el préstamo.

La opción de compra iba a establecerse en cerca de un millón y medio de dólares, aunque no sería obligación que se hiciera efectiva y en el Monumental esas condiciones no las encontraron favorables, pues querían asegurar el traspaso sí o sí.

Dirigentes con poca visión

A pesar de que Thompson ya había sido separado del primer equipo de Colo Colo a comienzo de año por violencia de género sobre su pareja Camila Sepúlveda, de todas maneras no se quiso hacer el negocio.

A fines de agosto, Alfredo Stöhwing, presidente de Blanco y Negro, indicó que “se analizó profundamente, tanto por los intereses del jugador y del club, porque Jhordy es un jugador que en este momento está jugando muy bien, está pasando por un buen momento”.

“Se discutió largamente, pero al final se rechazó la oferta por considerarla insuficiente”, agregó Stöhwing. “Estamos abiertos a si hay interés por mejorar la oferta”, complementó en su momento.

A la larga, decisión errada de Colo Colo. Días después Thompson quedó fuera del Superclásico ante la U por jugar una pichanga en una liga de barrio, una nueva indisciplina en el año.

Lo más grave llegó el domingo pasado, cuando fue detenido por Carabineros luego de un intento de homicidio sobre su pareja, una muestra de que nunca pudo rehabilitarse en el club.

¿Cuál es el futuro de Jorfhy Thompson?

Jordhy Thompson no volverá a jugar este año. Estará en prisión preventiva por al menos 45 días, mientras dure la investigación. En caso de quedar libre a mediados de diciembre, el torneo ya habrá terminado. Luego de eso, Colo Colo debe decidir si lo mantiene en su plantel, busca enviarlo a préstamo o le rescinde contrato.