Una nueva jornada gris para Universidad de Chile en un Superclásico se dio este domingo en Talca cuando Colo Colo se impuso 3-1 gracias a un tremendo segundo tiempo en el que supieron hacer las diferencias que tienen a ambos equipos en situaciones radicalmente distintas en la tabla de posiciones del Campeonato Nacional.

Sin embargo, los azules pudieron firmar una muy buena etapa inicial la cual arrancaron con una oportunidad de oro por un penal pitado debido a una mano de Esteban Pavez en el área que, tras revisión de VAR, llevó a Piero Maza a señalarlo como pena máxima que pudo haber cambiado el encuentro.

Pero las cosas no fueron tan positivas para el Bulla pues Cristian Palacios lo erró, al igual que los dos que cobró en la primera rueda en el estadio Monumental, algo con lo que los futbolistas del Cacique intentaron desconcentrar al delantero antes que ejecutara su lanzamiento.

"Cuando el Chorri agarra la pelota para patearla sí le dijimos un par de cosas para sacarlo un poco de concentración y ahí por suerte lo falló. Brayan le decía que no se olvide del otro partido, yo le decía 'dale no seas malo, después nos comemos un asado'", confesó Maximiliano Falcón a Pelota Parada de TNT Sports.

Afirmó que la cosa no pasó a mayores y tras el disparo pasaron la página con lo sucedido. "Luego llegó Morales y nos separó un poco. Pero tratamos de mantener la calma", puntualizó el zaguero.

Para Falcón el penal pitado no cambió, en el momento, el plan que tenía Colo Colo para enfrentar a Universidad de Chile. "Lo que intentamos nosotros es cambiar el chip, mantener la calma, darle la confianza a Brayan porque que nos hayan cobrado penal no significa que va a ser gol. Hay que confiar siempre en tu compañero", sentenció.