Luego de cuatro temporadas Gabriel Costa puso término a su vínculo con Colo Colo para convertirse en el nuevo refuerzo de Alianza Lima. Basilio disputó 123 partidos con la camiseta alba, donde logró anotar 35 goles y gritar campeón en cuatro oportunidades:dos Copa Chile, una Supercopa y un Campeonato de Primera División.

Sin embargo, y pese a que sus números son favorables, el uruguayo-peruano nunca logró llenar el paladar del exigente hincha colocolino. Su adiós de Macul deja poco en el archivo para el mediapunta, situación que analiza la gran familia del Cacique, en diálogo con Redgol.  

Jaime Vera, ganador de seis títulos con el club reconoce que "hay jugadores que son más carismáticos que otros. El hincha de Colo Colo es muy exitista y ha habido muy grandes jugadores que no han podido rendir en el club por lo mismo", aseguro el Pillo.

El estigma de pelear el descenso
 

El debate sobre el legado de Gabriel Costa en Colo Colo no descansa. El histórico Cristián Lolo Gol Saavedra asegura que "el hincha albo es bastante especial. Si Costa hubiera hecho más goles, sin dudas habría entrado en el gusto de los hinchas. Le faltó ser un delantero más eficaz".

El ex delantero del Cacique en los 80 conoce la receta para triunfar en el estadio Monumental. "Al hincha colocolino te lo ganas haciendo goles. Anotó varios goles pero si se hubiese matriculado con cinco goles importantes, se habría ganado al hincha", explica el Cabezón.

Quién más colocolino que Vladimiro Mimica, el eterno relator de la final de la Copa Libertadores de 1991. El comunicador cree que "Gabriel Costa es un buen jugador para nuestro medio. El tema es que es un jugador absolutamente irregular".

"Yo nunca sabía qué podía esperar de él. En momentos determinados, se convirtió en un jugador desequilibrante, importante; y en otras, un jugador que pasó absolutamente inadvertido. No se metió en el alma de Colo Colo por esa irregularidad", sentencia el hombre ancla de La Chispa del Deporte.

Otro histórico de 1991 es Ricardo Mariano Dabrowski, que además de goleador fue entrenador de Colo Colo. El Polaco reconoce que a Costa le costó quitarse el estigma tras participar en la débil campaña del Cacique en 2020 y 2021, cuando el equipo quedó a un tris de una inédita relegación a Primera B.

"Costa estuvo a 90 minutos del descenso, y el hincha relaciona muchas veces su desempeño con esos malos momentos. En líneas generales fue un aporte, porque estuvo cuatro años, pasaron distintos técnicos y con la mayoría fue titular", sentencia el ex delantero argentino.

Gabriel Costa llega a reforzar el ataque de Alianza Lima con 32 años, en un club donde ya supo campeonar tras obtener el Torneo del Inca en la temporada del 2014.