Colo Colo ya firmó a Agustín Bouzat, pedido por Gustavo Quinteros y que ya debutó en el empate 1-1 del Cacique ante Everton, pero no pudo hacer lo mismo con Martín Rodríguez, quien se fue a la MLS. Ante esto, Daniel Morón, gerente deportivo albo, se enfocó en la labor de ofrecerle al técnico una alternativa que no había solicitado pero para la que pidió su visto bueno: Marco Rojas, neozelandés de padre chileno, por ende cuenta con la nacionalidad, que ha hecho toda su carrera entre Oceanía y Europa, siendo seleccionado de los All Whites. Pero, ¿cómo llegaron a ese nombre? 

El propio Morón contó la historia. “casos como el de Marco Rojas hay muchos en carpeta. Buscamos en distintos puestos y, cuando necesitamos hacemos una búsqueda exhaustiva. Les cuento porque está cerrada la operación, falta que Marco se haga los exámenes médicos y si está todo OK se firmarán los contratos. Lo vio el técnico, sus ayudantes, yo con una persona que trabaja conmigo, lo presentamos al cuerpo técnico, estuvimos de acuerdo, investigamos”, relató. 

Y no se quedó ahí: “Tengo un amigo técnico en Australia quien me contactó con un seleccionado de ese país que es compañero de Marco en el Melbourne Victory. Me dieron muy buenas referencias. Hablé con Romina Parraguirre, que está allá, la conozco de que la entrenaba desde chica. Me hizo hablar con dos técnicos australianos. Tengo muy buenas referencias, se lo trasladé a Gustavo (Quinteros) y después ya nos pusimos de acuerdo”, abundó. 

Marco Rojas con la camiseta de Colo Colo cuando niño. | Foto: DaleAlbo

Finalmente, el Loro dijo que “cuando le hablé de Colo Colo fue de inmediata su reacción, quería venir, le interesó. Lo que pretendemos es que la gente quiera estar aquí con nosotros. Es contrato hasta fin de 2023”. 

Marco Rojas, hijo de exiliado político en dictadura e hincha de Colo Colo según consta el archivo, viajará a Chile en los próximos días para hacerse los exámenes médicos y firmar hasta diciembre de 2023 con el Cacique en su primera aventura por estos lados.