Las revanchas del fútbol siempre son especiales. Que lo diga Óscar Opazo quien fue una de las grandes figuras en la victoria de Colo Colo sobre Huachipato por el Campeonato Nacional, donde fue ovacionado por su entrega.

"Era muy importante ganar, Católica nos metió presión, teníamos una deuda con nuestra gente porque no podíamos ganar con ellos de local y hoy lo hicimos con 30 mil personas. Fue una noche hermosa, estamos felices", cuenta Opazo en TNT Sports.

Es que el ex Santiago Wanderers se emociona cuando recuerda todo lo que ha tenido que pasar y luchar para volver aparecer con la camiseta de Colo Colo, donde agradeció a todos los que han dado su apoyo. 

"Es inevitable no emocionarse. Vengo de un año terrible, el 2020 fue muy malo en cuanto a rendimiento individual, grupal, lesiones, me pude recuperar gracias a mi familia. Este esfuerzo es de todos. Con sacrificio. Hoy estamos bien y hay que aprovecharlo, duran tan poco los buenos momentos. Lo pasé demasiado mal, sufrí mucho, sólo mi familia sabe todo lo que sufrí, las lesiones, me agarró el Covid. Si contara todo nos c*garíamos de la risa. Mi gente sabe todo el dolor que pasé", cuenta un emocionado "Torta".

Uno que también fue parte de la selección chilena, por lo que sabe que el duelo de la Roja ante Paraguay es trascendental para seguir aferrándose al sueño mundialista.

"Es complicado, se puso complicado pero hay que apoyar. Yo estuve ahí y los muchachos se entregan, todavía le queda a la generación dorada. Hay que estar encima, apoyar, es súper importante. Sólo eso y seguir insistiendo", finaliza.