Uno de los protagonistas del equipo de Cobreloa, quien logró ser campeón de Primera B y el ascenso a la Primera División, fue David Escalante, el delantero argentino quien se transformó en el rostro de años sin poder lograr el objetivo, pero que, esta temporada, levantó las manos en señal de victoria.

Fue uno de los más emocionados durante los festejos en el estadio Fiscal de Talca, donde abrazó a sus compañeros y los hinchas que se pasaron a la cancha, porque sabía que era un desahogo de muchos años para la gente de Calama.

Un título que estuvo marcado por los goles sobre la hora de parte de Cobreloa, donde tal como pasó ante San Luis, contra Rangers logran el triunfo en los últimos segundos del compromiso.

“Le doy gracias a dios. Han sido dos años durísimos. Hemos sufrido mucho el año pasado con la final que perdimos. Dios es un dios justo y nos regaló el título a último minuto. La semana pasada también faltando 15 segundos. Esta es la mano de dios que nos ayudó. Este es un club grande, estuvo muchos años sufriendo en Primera B, pero podemos celebrar y traer a Cobreloa donde se lo merece porque es un equipo grande”, comentó emocionado.

Un desahogo de años en Cobreloa

Escalante recuerda sus años con la camiseta naranja y todas las oportunidades donde no pudieron conseguir el ascenso, que al final fueron ocho años en Primera B, con mucho sacrificio, pero con el cariño de los hinchas.

“Siempre dije que era un anhelo que tenía jugar con esta camiseta. Se lo dije a un hincha que era vecino mío el 2015. Que iba a venir a Cobreloa e íbamos a salir campeones. Dios me regaló este título. Somos todos aporte, 30 compañeros. A veces juega uno, a veces otro. El sacrificio ha sido de todos. Estoy enamorado de Calama y de este club. Me ha dado muchas satisfacciones. Ojalá dios permita estar muchos años en la institución, me han tratado como un rey”, comentó.

Por varias temporadas, asegura que tiene un cariño especial a los fanáticos de Cobreloa, además de su gente en Calama, donde asegura que han devuelto al club donde se merece.

“Al hincha le digo que lo quiero mucho. Me han tratado tan bien, tengo muchas amistades en mi corazón. El pueblo naranja es muy cariñoso. Es exigente, porque es equipo grande. Pero nos gusta esa exigencia. Quiero mucho a todo Calama, a los hinchas que están en todas partes de todo Chile. Y también en el extranjero, Cobreloa es un equipo grande, donde vamos somos local. Más de 6 mil personas hoy de Calama y todo Chile alentando. Gracias a dios pudimos darle el triunfo en el último minuto”, detalló.

Los miedos de los últimos minutos

Pese a la celebración, el delantero argentino de 32 años confesó los miedos que tuvo el camarín loíno, donde los fantasmas de temporadas pasadas volvían aparecer en la cabeza.

“Desde principios de año dimos el mensaje de ser campeón. No queríamos otra final, dos veces la pasó mal el club. Nos propusimos con el grupo salir campeón. Estuvimos a seis o siete puntos. Pero nunca bajamos los brazos, siempre tuvimos la esperanza de poder darlo vuelta. Por más que hay momentos difíciles nunca hay que bajar los brazos”, enfatizó.

¿Cuántas temporadas estuvo Cobreloa en Primera B?

Ocho fueron las temporadas donde Cobreloa estuvo en Primera B, donde, tras coronarse campeón en 2023, logran el ascenso a Primera División.