Audax Italiano sufrió un duro golpe este martes en su lucha por el Campeonato Nacional, cayendo con justicia por 3-1 ante Universidad Católica en San Carlos de Apoquindo por la veinteava jornada del certamen.

Los itálicos llegaban con confianza al cruce en la precordillera ante una golpeada UC, que hace poco había dicho adiós a Gustavo Poyet de la banca. La situación parecía ideal para los comandados por Pablo Sánchez.

Sin embargo nada salió según lo planeado y los cruzados se impusieron con tantos de Fernando Zampedri, Juan Leiva y Alfonso Parot, haciendo estéril el descuento de Lautaro Palacios a los 83'.

Tras el encuentro el estratega de los Tanos se mostró ofuscado por la caída en diálogo con TNT Sports. "No fue bueno el primer tiempo, fue superior Católica. El segundo tiempo tratamos de igualarlo, con más duelos ganados, con ganas de invertir el resultado".

"Esto podía pasar en cualquier momento, nos malacostumbramos", confesó Vitamina mientras masticaba la derrota.

El DT detalló que "hablamos que había que ser más inteligentes, ganar las divididas. Hay que tener en cuenta que nos hacen el gol que fue un golpe que no esperábamos".

Pese a la desazón por el triunfo cruzado, Pablo Sánchez se mostró calmado y dispuesto a dar vuelta rápidamente la página para seguir enfocado en la lucha por el título.

"Ahora hay que levantar cabeza, ser capaces de volver al triunfo para seguir arriba. Estamos cómodos siendo protagonistas", aclaró.

Por último el estratega de los audinos se refirió al inminente arribo del argentino Gabriel Esparza, que está a detalles de ser el nuevo y flamante fichaje de Audax.

"Están ahí, terminando los trámites para poder cerrar su llegada a Chile. El tema de la pandemia a complicado todo y retrasado los refuerzos", cerró el DT.