El flamante campeón de la Segunda División Profesional fue Deportes Recoleta, el equipo dirigido por Felipe Núñez que venció por 2-1 a San Antonio Unido en Quillota, lo que le permitió levantar la corona e inscribir por primera vez en la historia en la Primera B.

Un plantel con una base de nombres conocidos en el fútbol nacional que dieron un respaldo a una campaña que se consagró dos fechas antes que se diera por finalizado el torneo.

Felipe Núñez, el histórico portero de Palestino, con pasos también en Huachipato y Santiago Wanderers, fue el encargado de liderar el proyecto que terminó con un final feliz y el ascenso de la categoría.

El cuerpo técnico de Deportes Recoleta liderado por Felipe Núñez. Foto: @DepRecoleta / Jorge Díaz

El ex Universidad de Chile Ángel Rojas es el capitán del equipo donde llegó en 2019 para defender los colores de Recoleta, por lo que fue el encargado de levantar la copa.

Matías Rubio, hijo del ex goleador y ex seleccionado Hugo Rubio, con pasos por Universidad Católica, además de otros equipos como Rangers, Deportes Concepción, Unión La Calera y Deportes Temuco.

Claudio Muñoz puso experiencia en el equipo con sus 39 años y pasos por Coquimbo, Cobresal, Huachipato, General Velásquez.

Diego Silva, el defensor de 38 años con mucha experiencia en el fútbol chileno defendiendo a Cobresal, Cobreloa, San Luis, Santa Cruz, entre otros.

Gonzalo Tapia, llamado el "asesino del gol" llegó en 2020 desde Rodelindo Román y que tuvo una gran temporada para el título de Deportes Recoleta con 12 anotaciones.

Nicolás Solabarrieta, hijo del periodista deportivo, con pasos en Tucson y al Reading United de Estados Unidos, a Tacuarembó de Uruguay y a Palestino, antes de firmar por Deportes Recoleta.