Son tiempos difíciles para Huachipato en el Campeonato Nacional en el que está involucrado en la pelea por no descender, estando en la antepenúltima posición con 23 puntos al igual que Melipilla, por lo que de momento jugaría un partido de promoción contra el ganador de la liguilla de ascenso de la Primera B.

El equipo viene de caer ante Deportes Antofagasta por 1-0 en condición de local para sumar cuatro derrotas consecutivas y ahora son ocho encuentros de manera seguida en los que no logran ganar. Todo este complicado panorama le terminó por costar el puesto al entrenador Juan José Luvera.

Pocas horas pasaron para que los acereros anunciaran a su sustituto y se trata de un viejo conocido del torneo chileno, Mario Salas, quien regresa a la competición luego de un complicado paso por Colo Colo, durante tan solo un poco más de dos meses en el albo por los malos resultados.

Tras su salida del Cacique en febrero de 2019, en abril de 2020 arribó a Alianza Lima pero duró hasta octubre pues tampoco logró conseguir las metas y el equipo peruano se complicó en la tabla a tal punto de perder la categoría, que finalmente no se concretó tras ganar unos puntos sobre la mesa.

Su más reciente experiencia fue con el Wadi Degla de Egipto, con la misión de rescatarlo del descenso, algo que no logró y fue cesado antes del final de la temporada en la que el equipo bajó a segunda. Salas espera volver al nivel con el que ganó dos ligas chilenas con Universidad Católica, lo mismo en Perú con Sporting Cristal y una Copa Chile con Colo Colo.