Este lunes Curicó Unido goleó por 4-0 a Huachipato en el Estadio Bicentenario La Granja por la primera fecha del Campeonato Nacional.

El arquero del equipo local, Fabián Cerda, se mostró emocionado con la victoria, sobre todo por lo que vivió la semana pasada, cuando un antisocial ingresó a su casa para robar.

"Esta vuelta la esperábamos con ansias. El término del año pasado fue muy duro para nosotros, no sabíamos si jugábamos la liguilla o no, pero ya es tiempo pasado", señaló el ex Universidad Católica.

Luego, recordó el asalto: "Ahora nos enfocamos en hacer un buen inicio de torneo, más allá de lo que pasé en lo personal, la cabeza manda".

Y profundizó: "Ha sido complicado, porque estoy con mis hijos y mi mamá y estar concentrado pensando que puede pasar nuevamente, me descoloca. Aún así estuve presente porque tengo ganas de seguir creciendo y dando todo por el club".

"Espero se haga justicia con eso. No sé cuánto tiempo pase para olvidarlo", añadió apesadumbrado.

"Hoy estoy de cumpleaños, he recibido muchos mensajes y esto es para mis hijos que todas las noches lloran pensando que va a pasar algo. Gracias por el apoyo de la gente y esto recién comienza", finalizó.