Una polémica se formó en redes sociales luego de que se dieran a conocer capturas de un video, publicado por el primo de Arturo Vidal, donde se puede ver claramente a dos jugadoras del plantel de Universidad de Chile femenino en la bienvenida del King en el estadio Monumental.

Ellas fueron Bárbara Sánchez y Denisse Orellana, quienes estaban ubicadas en el sector Rapa Nui, donde lucían unas pulseras de color rosado, como parte de una invitación que recibieron, en la fiesta por el retorno del King.

La imagen no gustó para nada a los hinchas azules, que en redes sociales han armado una campaña en contra de las jugadoras, por ser parte de la fiesta de Arturo Vidal y Colo Colo.

Situación que llegó a la venezolana Sánchez, quien aprovechó sus redes sociales para dar una explicación sobre su presencia en el estadio Monumental, que estaba repleto de hinchas albos.

Explicación

Fue en su Instagram personal, que la histórica jugadora de Universidad de Chile entregó su versión de los hechos, para frenar los fuertes comentarios que ha recibido.

“No soy colocolina y nunca lo seré. Asistí al evento de ayer acompañando a mi pareja y compañera de vida, en un momento laboral para ella muy importante dado el rol que debió desempeñar en ese lugar”, comenzó su explicación.

“La acompañé, no solo porque me lo pidió, sino también porque siento que cuando uno ama debe apoyar en todo momento a su pareja y no solo en lo que a uno le gusta o acomoda, aunque sea un sacrificio. No me sentía cómoda yendo a ese estadio por eso le pedí a mi mejor amiga, Denisse Orellana que me acompañara”, precisó.

Más allá de la polémica que se generó en las redes sociales, la jugadora venezolana quiere dejar claro un punto: “La U es mi vida, he entregado todo por esta camiseta y lo seguiré haciendo siempre con pasión infinita por el club de mis amores”.

Revisa su respuesta:

Toda la actualidad del fútbol chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.