Darío Osorio dejó Universidad de Chile tras dos temporadas como profesional y gran parte de su vida en las inferiores azules, y ya vuela rumbo a Dinamarca para firmar por el FC Midtjylland. Un club que podría servirle de trampolín para ir a la Premier League.

A sus 19 años la Joya de Hijuelas tendrá su primera experiencia internacional, y si la sabe aprovechar esta podría servirle para pegar el salto directo a Inglaterra. ¿Cómo es la fórmula?

Darío Osorio a Dinamarca: ¿un trampolín para la Premier?

El talentoso futbolista formado en el Romántico Viajero desplegará su talento en la Primera División de la Superliga Danesa, y si lo hace bien hay un camino avanzado hacia la Premier gracias al dueño del Midtjylland.

Se trata de Matthew Benham, que además de controlar al club danés también es propietario del Brentford de Inglaterra. Por ende, en caso de que Darío Osorio deslumbre la chance de irse a la Premier no es para nada descabellada.

Benham es un empresario británico que llegó a ser vicepresidente de Bank of America, y también parte de su fortuna la hizo gracias a las apuestas. Como dato, tiene una reconocida enemistad con el dueño del Brighton, Tony Bloom.

Grave acusación contra Midtjylland: acusados de explotar jóvenes africanos

Midtjyllan ha llamado la atención en el mundo entero en los últimos años gracias a un original método basado en el Big Data para fichar estrellas, pero también le ha traído grandes problemas.

En 2008, la organización Save the Children, que trabaja por los derechos de la niñez, publicó un informe llamado “los niños en competición” donde dispararon con todo contra el club danés.

El reporte acusaba “tráfico” de niños en el fútbol mundial y destaca que a los jóvenes menores de 18 años que no nacieron en Europa les es imposible fichar por clubes del viejo continente. En aquel momento, Midtjylland tenía varios juveniles nigerianos en sus divisiones inferiores.

“Según la legislación de la FIFA, están prohibidos los traspasos internacionales de menores de 18 años”, detalla el escrito. Pese a eso, hay excepciones. Una es “que los padres del menor se trasladen al país del nuevo club por razones no relacionadas al fútbol, lo cual da cabida a una enorme ambigüedad”.

Bajo ese contexto, apuntan que “Midtjylland entrena en Dinamarca a numerosos jugadores menores de edad traídos de Nigeria a través de una academia de talentos que comparte con un club del país africano (FC Ebedei)”.

Quedó en nada

“El club danés argumenta que los menores se encuentran en el país europeo fundamentalmente para estudiar y que ‘sólo en su tiempo libre juegan al fútbol'”, detallaron para defenderse.

Gracias a su trabajo conjunto con los nigerianos de FC Ebedei, entre 2006 y 2007 el Midtjylland registró en sus filas a seis juvenile africanos. Estos tenían un permiso de residencia de corto plazo y sin derecho a trabajar.

Así, en 2007 la FIFPro (Federación Internacional de Futbolistas Profesionales), acusó al club y a la Federación danesa de fútbol ante la FIFA. Aunque no fueron multados, el ente rector del balompié mundial realizó “serias advertencias”.