Está hecho. Mauricio Isla es, oficialmente, jugador de Universidad Católica sellando uno de los regresos más importantes al fútbol chileno de la mano del equipo con el que se formó en su época de juvenil pero ahora tiene la gran posibilidad de debutar formalmente dentro del Campeonato Nacional.

El defensor de la Roja habló en conferencia de prensa dando sus primeras palabras como miembro de la institución. "Primero agradecer eternamente las palabras del presidente y del Tati. Fuimos compañeros hace muchos años y estoy orgulloso de volver al lugar donde nací, donde me crié, donde aprendí a jugar al fútbol y tuve muchos momentos importante de mi niñez con mi familia", afirmó.

"Estoy orgulloso también de volver al fútbol chileno, el estar con mi familia y disfrutar del fútbol chileno. Estoy con muchas ganas de debutar y ayudar, de volver a casa después de muchos años. Gracias por volver a llamarme para volver", puntualizó el Huaso.

El ex de Flamengo habló de lo que lo motivó a volver al país. "Primero la familia, que necesitaba estar con mis hijas, mis hermanos, mis amigos. A eso también que los puedan estar conmigo y no a la lejanía de 15 años. Que estén conmigo en los momentos buenos y malos. Volver al club que me hizo nacer y saber lo que era el fútbol, en hacerme crecer. Son muchos años que me dedicaron y quiero tratar de pagarles eso, lo que hicieron por mí", añadió.

Con todo ya concretado ahora mira hacia adelante con el deseo de pelear por todo. "Este club está siempre con esos objetivos, de pelear lo más posible. Aún tenemos chances de ser campeones en Chile, estamos a 10 puntos y faltan 45 para que termine el torneo. Hay ansias. Puede lograrse".

Para Isla no solo el pentacampeonato es un sueño para Universidad Católica sino que además van por las competiciones en las que están. "La Sudamericana es algo lindo para el equipo, será difícil ante São Paulo. Si sale bien, eliminaremos a un gran equipo. La Copa Chile también es algo lindo. La Católica tiene que pelar todo y a eso nos adecuamos", indicó.