Una de las jornadas más tristes del fútbol chileno se vivió este miércoles en el Clásico Universitario. La definición de la llave entre Universidad Católica y Universidad de Chile fue suspendida luego que Martín Parra sufriera una grave agresión con fuegos artificiales por parte de la barra. Aunque además de lo ocurrido, algunos apuntan sus dardos contra Mauricio Isla.

A los 5' minutos de partido y tras el gol de Fernando Zampedri, el arquero de la U fue víctima de una cobarde y triste situación. Desde el sector sur del estadio Elías Figueroa Brander lanzaron tres bombas de estruendo, las que cayeron al lado del portero azul.

Apenas estallaron, Martín Parra cayó al piso con evidente dolor. Sus compañeros corrieron de inmediato a socorrerlo mientras el humo se paseaba por el área. Y uno de los primeros rivales en llegar hasta el lugar fue Mauricio Isla, quien se llevó todas las críticas.

El Huaso no entendía bien lo que estaba pasando y parecía creer que el arquero estaba simulando. Ante esto fue a presionar para que se levantara, lo que generó una fuerte reacción de los jugadores de la U, especialmente de Pablo Aránguiz.

El extremo encaró al Huaso por su actuar y ambos se vieron envueltos en una fuerte discusión. Ronnie Fernández llegó a separarlos a ambos, explicándole que la situación parecía ser mucho más grave de lo esperado.

Pero el actuar de Mauricio Isla no pasó desapercibido. En Twitter, el lateral se transformó en tendencia y se ganó el repudio por intentar levantar a Martín Parra cuando habían pasado solo segundos de la terrible agresión.

Los comentarios en contra del Huaso no se hicieron esperar, con fuertes dardos de los hinchas azules que todavía no le perdonan el haber firmado en la UC. Aunque más allá de eso, lo único importante ahora es la recuperación del guardameta.

Mauricio Isla ha vivido un año difícil con los fanáticos de Universidad de Chile y, en el último cruce de ambos elencos en la temporada, se ve envuelto en una innecesaria polémica. 

Revisa la reacción de Mauricio Isla tras la agresión a Martín Parra