Ricardo Gareca arribó hace pocas semanas a Chile para hacerse cargo de la selección nacional. Y en una serie de entrevistas que está realizando con diversos medios, tocó con Radio ADN un asunto muy quisquilloso: el de los representantes.

Fue el periodista Manuel Fernández que le consultó directamente “cómo lo hace un técnico como usted ante una influencia cada vez mayor de empresarios y representantes en el fútbol”.

El Tigre, siempre muy sereno, respondió a la interrogante indicando que “yo como DT no tengo contacto con representantes, no porque no crea en ellos ni crea que no son útiles, porque cada jugador tiene el suyo, pero son cosas personales de cada uno”.

Agregó luego que “ellos necesitan su lugar, su momento para hablar con jugadores, pero todo en un momento y situación. Yo los respeto y ellos deben respetar mis momentos con los jugadores. No tendrán problema para moverse dentro de la selección, nunca lo he tenido”.

Al hueso con las nóminas

En el último tiempo se especula mucho con nombres de jugadores que son llamados a la selección chilena porque pertenecen a un determinado representante, siendo parte de un “corral”.

Justamente a eso apuntó Fernández en su contrapregunta. “Me refiero a que todos vemos la nómina y se hace el ejercicio de ver qué representante está tras cada jugador en la lista”, le consultó.

Gareca, extrañado, manifiesta “no entendí la pregunta” y Manolo Fernández vuelve a la carga ante un asunto que saca chispas en la industria del fútbol chileno actualmente. “Cómo mantiene su independencia ante nóminas que puede tener una carga de algún representante”, expresó el periodista.

El técnico se desmarcó totalmente de esa posibilidad, asegurando que habrá total transparencia en los llamados de los jugadores.

“Si es derivado a que yo debo responder a un representante, no tengo compromiso con nadie. No tengo representante. Vamos a elegir al que consideremos que debemos elegir. Es importante aclararlo”, cerró el tema.