Este viernes la FIFA confirmó que las selecciones clasificadas a la Copa del Mundo de Qatar 2022 podrán incluir 26 jugadores en la nómina final, tres nombres más de lo que se venía acostumbrando en las citas planetarias anteriores.

En la selección chilena hay casos emblemáticos de jugadores que se quedaron abajo del avión de un Mundial y bien lo sabe Héctor Puebla. El Ligua fue pilar en el proceso clasificatorio, pero el DT Luis Santibáñez no consideró al crack de Cobreloa para España 82, cuando los equipos eran conformados por 22 jugadores.

“Me parece muy bien, yo creo que siempre los entrenadores, si son 26 jugadores van a convocar 30 (risas). Porque siempre necesitan tener alguien a mano por cualquier cosa”, dijo el Ligua en conversación con Paulo Flores y RedGol al ser consultado por la nueva nómina de 26.

El otrora delantero loíno agregó que “con Armando (Alarcón) quedamos los dos afuera, pero en ese momento estaba esa regla y lamentablemente llegó un poco atrasada esta decisión de los 26. Siempre los entrenadores van a tener dos o tres más en la cabeza y alguien va a quedar afuera. Los que no tienen mayor actividad en los primeros equipos quedarán fuera. Respetable, porque yo me había enfermado de tifus y no compartí en un mes con mis compañeros”.

Otro que no fue considerado en España 82 fue Sandrino Castec, aunque el entonces delantero de Universidad de Chile presentaba una lesión.

“Fue frustrante porque con 21 años tener la posibilidad de jugar un Mundial era importante para mí. Sobre todo jugar con Carlos (Caszely), porque nos entendíamos y jugamos todos los partidos del proceso juntos”, expuso el Bombardero.

El otrora atacante agregó que “fue injusto, pero hablamos de lo que hizo la FIFA, yo pude haber viajado, pero el viaje no me servía. Tenía que recuperarme lo más posible, pero no viajé por una orden de don Fernando Riera. A mí me invitaron para estar en el grupo, pero Fernando me dijo que no era conveniente”.

Respecto a la nueva nómina de 26, Castec sentencia que “cada selección trata de llevar a los mejores y van a quedar tres o cuatro abajo que estaban cercanos igual. Antes se lesionaba uno y tenías que llamar a Santiago para ver si estaba alguien en condiciones. Ahora van directamente más jugadores y eso conviene a los entrenadores”.