Después de muchos años, Eduardo Vargas tuvo un nuevo socio en el ataque de la selección chilena en la última Copa América. Se trata nada menos que de Ben Brereton, la gran novedad del equipo nacional en el torneo que se disputó en Brasil.

La sociedad funcionó de manera prometedora. Primero, Vargas asistió el gol de Brereton a Bolivia. Luego, el mismo delantero de origen inglés habilitó a Vargas para su anotación contra Uruguay. Y el balance es más que positivo, pese a las complicaciones.

"No nos entendía ninguna cosa. Al final, le decíamos algunos garabatos y el Huasito Isla le enseñó otras cosas. En la cancha nos entendíamos. Divertido, Ben. Fue un aporte y espero que siga en la senda. Es un buen cabro", valoró Turboman en diálogo con LUN.

Sin embargo, igual hubo críticas para el delantero de Atlético Mineiro: "Algunos piensan que es llegar y pasarse a los argentinos, brasileños, uruguayos y hacer goles. Pero bueno, no quiero darles atención a los que dicen que estoy viejo, que no juego y que no hago goles".

En ese sentido, el ariete asume que "hay personas que me apoyan y me dicen que no pesque a los chaqueteros. Igual molesta. Dicen que juego poco y que no tendría que estar en la selección, que tendría que estar otro compañero".

La selección chilena volverá a la acción en septiembre próximo, cuando se enfrente a Brasil en Santiago, Ecuador en Quito y Colombia en Barranquilla, en la vuelta de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022.