La búsqueda incesante de culpables del fracaso de la selección chilena en las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022 no se detiene. Y en la primera línea aparece el dedo acusador de Juan Cristóbal Guarello, que le dio a cada uno su parte.

En su alocución matinal por Radio ADN, el comentarista deportivo apuntó especialmente a la dirigencia de la ANFP encabezada por Pablo Milad, por la decisión de cortar el proceso de Reinaldo Rueda sin tener un suplente mejor posicionado para la banca de la selección chilena.

"Hubo un golpe de estado en el fútbol chileno y no hubo ninguna consecuencia buena, ni en el campeonato, ni en el arbitraje, ni en la selección. Todo fue para peor y Milad es 'el último empeorador'. Pero peor es lo que se viene dislumbrando: que los empresarios de jugadores, la mayoría argentinos, terminen tomándose la selección y poniendo a los jugadores, porque hoy ya tienen el control de los clubes", sentenció el comunicador.

"Cuando sacan a Reinaldo Rueda, más allá de la intención incicial de Pablo Milad -tengo un Whatsapp de octubre de 2020, que me decía que iban por (Matías) Almeyda-, ya había gente en la ANFP que quería que se fuera Rueda", reveló JC.

"Pero además había un grupo de dirigentes que pensaba que era caro, la suma corta que tiene una consecuencia nefasta, porque no debes traer un técnico que viene a Chile a hacerse un exámen médico y lo pillas en el hotel. ¿Por qué eso tenía que funcionar?", inquirió.

"El único de los que comenzó el proceso eliminatorio con Chile y va a clasificar es Reinaldo Rueda, que se fue a Colombia. Chile jugó muy mal contra Venezuela, pero quedaba mucha eliminatoria. Le ganaste a perú, te empataron los colombianos en el último minuto y te estafaron ante Uruguay. El equipo era otra cosa y por capricho, por ahorarse tres pesos, terminaste haciendo cualquier chambonada", recalcó Guarello.

"Hay un grupo de buenos jugadores asomándose, sobre todo en Universidad Católica y Colo Colo, pero permanentemente asediado por los empresarios de fútbol, que los tienen condicionados y quieren jugar acá o allá y eso termina disfuncionando", reflexionó.

Después llegó Lasarte y la crisis terminal. "Viene el incidente de Cuiabá, otro golpe duro a un proceso que venía muy frágil, con la chiva del peluquero que no resiste. Por algo varios jugadores tuvieron problemas con sus mujeres a través de redes sociales. Las mujeres los patearon a través de Instagram en frente de todo el mundo y siguen hablando de un peluquero. Así está funcionando el fútbol chileno", graficó. 

El palito a las sociedades anónimas deportivas
 

En el análisis de Juan Cristóbal Guarello también hubo espacio para los clubes del fútbol nacional, que llevan más de una década convertidos en sociedades anónimas y no han podido darle renovación al plantel de jugadores de la Roja.

"Es el último baile de la Generación Dorada, sí. Pero no es de Michael Jordan, porque no han ganado un título. No voy a culpar a una generación de jugadores, pero un alcance. Es la última generación que entregan los clubes deportivos con su estructura anterior", subraya el comunicador.

"Después, las sociedades anónimas no han entregado jugadores competitivos de verdad, una generación consistente de futbolistas. Desde el lote de Vidal, Sánchez y Medel no ha aparecido nadie como grupo sólido", reflexionó.

"Por algo estamos buscando chilenos de origen paterno o materno en cualquier parte del mundo. A Niclas Castro lo fueron a buscar a la segunda división de Noruega, a Robbie Robinson a Estados Unidos, a Brereton a Inglaterra. Ya, termina", concluyó.