Si en los partidos de fútbol son los perros los que se cuelan en las canchas, resulta que en el rugby son los toros. O al menos así sucedió en la Superliga de Francia, más precisamente en el duelo entre Dragons Catalans y St. Helens. Claro que, en vez de ser los jugadores los que corrieron detrás del animal para echarlo, fue el bovino el que se metió a perseguirlos.

No, no se volvieron a juntar Checho Hirane, Alvarito Salas, Paola Camaggi y Eliseo Salazar para revivir Video Loco. El video simplemente dio la vuelta al mundo y creó risas entre algunos y preocupación en otros.

En el calentamiento previo al duelo, el toro se escapó de su cuidador y terminó arrastrándolo por toda la cancha. El responsable del animal primero no atinó a soltarlo, pero al ver que ya el daño estaba echo, lo dejó ir, libre, para que cumpliera su sueño de ser rugbista. Los jugadores saltaron las vallas y miraron perplejos lo que pasaba. Finalmente, se calmó y pudieron llevarlo a un costado.

¿Qué hacía un toro en un partido de rugby? De acuerdo a Marca, el propietario del conjunto local, Bernard Guasch,

es director de una empresa local de procesamiento de carne y tuvo la brillante idea de organizar un desfile de toros en la previa del duelo, celebrando la calidad de carne de res de la región. 

La escuadra local, los Dragons Catalans, querrá tener siempre un toro en sus partidos de local, ya que su presencia fue un buen presagio, logrando un triunfo por 24-12.

A continuación el video del hilarante momento: