El ruso Daniil Medvedev jugó un gran partido para vencer a Nicolás Jarry en los cuartos de final de Miami Open, en un encuentro donde la Torre pareció local, por el aliento constante de los aficionados chilenos mostraron su apoyo constante.

El europeo se refirió a ese ambiente que encontró en Florida una vez consumada la victoria, sorprendido por la euforia que tiene el público latino y asegurando que imaginaba algo más desagradable.

“Para ser honesto, estaba esperando que fuera peor, más fanáticos chilenos apoyándolo a él”, manifestó de entrada el ganador de 20 torneos en el circuito ATP.

Agregó Medvedev que “la verdad fue una muy buena atmósfera, si bien el umpire decía ‘jugadores listos’, yo pensaba ‘no importa, está bien’. La atmósfera estuvo buena, había gente apoyándome a mí, probablemente no chilenos, pero me sentí bien en la pista”.

Halago para los hinchas de Jarry

Medvedev también contó que “fue muy divertido jugar con tantos chilenos en el estadio, esperaba que fuera mucho peor en cuanto al ruido, pero creo que fueron un gran público”.

No solamente el fanático nacional se llevó las loas del ruso. Luego de un segundo set muy complicado, el defensor del título escribió en la cámara de televisión “no fue fácil”, en señal del duro encuentro ante Jarry.

Ahora Medvedev buscará el paso a la final del torneo ante Jannik Sinner, número 2 del mundo, en lo que se pronostica como un verdadero partidazo.