El mundo del tenis se deleitó este domingo 6 de noviembre con la gran final del Masters 1000 de París, instancia en la que Holger Rune y Novak Djokovic se enfrentaron en una definición sencillamente de infarto. Después de un increíble partido, el joven tenista danés hizo historia.

Con apenas 19 años, Rune le remontó a Nole -seis veces campeón del torneo- y triunfó por 3-6, 6-3 y 7-5, con lo que selló uno de los rendimientos más destacados del último tiempo en el circuito, donde además de sumar su primer trofeo de un campeonato de dicha categoría sumó un increíble registro.

Cinco Top 10 en el camino, para meterse en el Top 10

Después de dejar en el camino al suizo Stan Wawrinka (153°) en primera ronda, el oriundo de Copenhague derrotó a Hubert Hurkacz (10°), Andrey Rublev (9°), Carlos Alcaraz (1°) y a Felix Auger-Aliassime (8°) para vencer en la final a Novak Djokovic (7°), por lo que realizó cinco victorias seguidas a Top 10. Con lo que él se metió en el Top 10.

Gracias a la tremenda hazaña que significan los cinco triunfos al hilo, coronando con una infartante definición ante uno de los mejores deportistas de la historia, a partir de este lunes 7 de noviembre Rune aparecerá en el décimo puesto del Ránking ATP. Un increíble logro.

Para llevarse el triunfo y alzar el pesado trofeo en Francia, Rune tuvo que luchar como un verdadero guerrero ante Djokovic. El serbio intentó dar la sorpresa en el útlimo set y tuvo contra las cuerdas al joven danés con seis puntos de quiebre para haber obligado un desempate en el tie break. Así, con apenas 19 años Rune comienza a escribir su historia en grande y no cabe duda que un título histórico en París es solo el comienzo.