El deseo de que el Rally Dakar regresara a Chile quedará solamente en un anhelo. Y es que solo faltan los arreglos finales para que se oficialice el traspaso de la competencia de rally raid más legendaria del planeta a un nuevo continente, específicamente a la zona de Medio Oriente.

La dirección de la ASO, organizadora de la prueba, recogió la falta de entusiasmo de los países sudamericanos que llevaban una década acogiendo la carrera, y está en vías de aceptar la millonaria propuesta hecha por el gobierno árabe.

Según las últimas versiones de prensa, se trata del pago de más de 15 millones de dólares por cinco años para acoger el evento, que ya el último año había tenido problemas de auspiciadores al realizarse solamente en un país, Perú, y con solo tres campamentos base.

La ratificación, como ya es costumbre en estos días, llegó vía redes sociales. "Oficialmente Rally Dakar en Arabia Saudita. Desde el próximo año 2020 y por cinco años", escribió en su cuenta de Twitter el piloto saudí Mohammed Al Twaijri.