Quincy Promes fue uno de los jugadores con mayor proyección del fútbol neerlandés durante la última década y su carrera así lo avalaba: pasos por Twente, Ajax, Sevilla, Spartak de Moscú y la selección nacional de Países Bajos.

Nada iba a presagiar que su destino podría cambiar drásticamente tras ser acusado por internación de un gran cargamento de cocaína, los que fueron descubiertos por la policía en el puerto de Amberes en Bélgica. Un total de 1.363 kilogramos de cocaína, en dos lotes de 650 y 713 kgs, le cambió la vida el 2020.

Promes fue citado en reiteradas ocasiones a presentarse ante la justicia belga, por petición del Ministerio Público, pero nunca llegó. Robert Malevicz fue el responsable, en primera instancia, de compadecer en su representación ante fiscalía para mejorar su delicada situación, pero no logró su objetivo, ya que las ausencias del jugador fueron consideradas faltas agravantes.

“El caso salió a la luz después de que el equipo de inteligencia criminal de la policía recibiera información de que un hombre de 32 años que ahora vive en Rusia estaba involucrado en el tráfico de cocaína”, señala el Ministerio Público neerlandés en su sentencia contra Promes.

¿Qué pasará con la condena en contra de Promes?

Promes no se habría presentado al juicio al “pensar que es intocable por encontrarse jugando a fútbol en Rusia”, con el Spartak de Moscú. Según sus abogados, prioriza sus “obligaciones laborales” sobre la investigación criminal.

Debido a su falta de cooperación con la justicia, la policía nunca ha podido interrogarlo sobre los hechos que se le imputan y el tribunal lo condenó en rebeldía y a base de pruebas recopiladas por los investigadores, aunque su equipo de defensa siempre ha negado su implicación en el narcotráfico.

Las previsiones apuntan que Quincy Promes no ingresará a prisión, debido a que el jugador se encuentra en Rusia, país sin acuerdos de extradición con los Países Bajos, pero no podrá volver a pisar dicho país ni tampoco ningún otro que sí tenga acuerdo de extradición.

Si llega a viajar a un país que tenga acuerdos con Países Bajos, tendría que cumplir una condena de seis años de cárcel por tráfico de drogas y otra de año y medio que tiene pendiente por un apuñalamiento a su primo hace un tiempo.

Toda la actualidad del fútbol chileno e internacional en la palma de tu mano. Sigue el grupo de WhatsApp de Redgol y encuéntranos también en Google News.