Este lunes la UEFA anunció que no le permitirá a Rusia postularse para albergar la Eurocopa de 2028 y de 2032, campeonatos para los que ya era candidata.

Además, se confirmó que los clubes rusos no podrán jugarChampions League, Europa League ni Conference League en la próxima temporada.

La selección rusa, que ya había sido expulsada de la Copa del Mundo de Qatar 2022, tampoco jugará la Nations League, mientras los equipos femeninos y juveniles tampoco competirán en torneos de la UEFA.

Según Sky Sports, tras estas sanciones aplicadas por la invasión a Ucrania, la Federación Rusa de Fútbol está considerando cambiarse de confederación y pasar a la AFC (Asian Football Confederation).

"Creo que ha llegado el momento de considerar seriamente pasar a la Unión Asiática de Fútbol", dijo el martes el diputado ruso Dmitry Pirog, a la emisora estatal de deportes Match TV.

Pirog, quien fue campeón mundial de boxeo, justificó la iniciativa diciendo que no estaba claro cuánto tiempo Rusia estaría excluida del fútbol europeo.

El gran problema es que la Liga de Campeones de Asia no es financieramente tan atractiva para los clubes rusos como la Liga de Campeones de Europa de la UEFA.

Además, un cambio a la Asociación Asiática de Fútbol no significaría que Rusia podría volver a participar en todas las competiciones internacionales. La exclusión de la Copa del Mundo es una sanción de la FIFA, por ejemplo.

En la AFC no parece estar claro el ánimo hacia este cambio de Rusia, pero aparentemente en Asia hay más apoyo que en Europa, donde casi todos sus miembros respaldan las sanciones al fútbol ruso.