Luego de la alegría a mitad de semana con la Copa del Rey, este domingo el Real Betis tuvo que vivir la otra cara de la moneda. El equipo de Claudio Bravo y Manuel Pellegrini no pudo hacerse fuerte de local y cayó por 1-3 ante el Atlético de Madrid en La Liga, dejando escapar tres puntos claves.

El elenco dirigido por el Ingeniero cedió terreno en la tabla de posiciones y salió de la zona de clasificación a la UEFA Champions League. El arquero y capitán de la selección chilena fue titular, pero no pudo hacer nada para evitar la derrota pese a su buena actuación.

Un empate con lo justo

El Betis llegaba con varias bajas por lesión y sobrecarga ante la gran cantidad de partidos en el último mes. Esto lo sintieron de inmediato, cuando en apenas un minuto el Atlético de Madrid aprovechó una desatención para abrir el marcador.

Los pupilos del Ingeniero habían generado un ataque, pero una falta muy polémica les cortó la jugada. Tras ello, un pase largo de Oblak encontró a Correa en la derecha, desde donde sacó un pase atrás para que Joao Felix con el arco libre anotara el 0-1.

Claudio Bravo no pudo hacer nada para evitar el gol del Atleti, pero el Betis no se achicó y fue a buscar el empate. Eso sí, no sería hasta los descuentos del primer tiempo cuando llegarían.

Sabaly cortó la salida de los Colchoneros en su área y le dejó la pelota servida a Cristian Tello. En el límite, sacó un zapatazo inatajable y que les significó el 1-1 parcial, que instalaba la ilusión para el segundo tiempo.

 

El Atlético amarga la fiesta del Betis

El Betis intentaba pasar adelante en el marcador, pero sería el Atlético quien golpearía. En los 60’ minutos de partido y repitiendo la estrategia, Joao Felix nuevamente se haría presente en el marcador para poner el 1-2 que complicaba las cosas para Pellegrini y compañía.

Claudio Bravo tuvo intervenciones clave para evitar que la visita estirara su ventaja, conteniendo incluso ocasiones más que peligrosas. No obstante, el arquero chileno no pudo hacer nada frente al pase atrás con que los complicaron en esta jornada.

En los 80’ de partido, Griezmann imitó a sus compañeros, desbordó por la derecha y sacó el pase atrás para que Thomas Lemar entrara por el centro y sacara el remate del 1-3. Con el marcador ya definido, los Verdiblancos buscaron algo más, pero no hubo caso.

El Betis se queda así en el quinto lugar de la tabla con 46 puntos y deja la zona de Champions League. Un resultado amargo, pero que no empaña la lucha que están liderando los chilenos y el plantel en esta temporada.