El Liverpool está listo para volver a enfrentar al Real Madrid en la final de la Champions League, donde la sensación de revancha por lo que pasó en la final de Kiev en 2018 está más latente que nunca, cuando los españoles los vencieron en la definición.

Como el fútbol siempre da la opción de volver a enfrentarse, por lo mismo los ingleses están mentalizados en dejar en el pasado el duelo de esa oportunidad.

En frente saben que el Madrid llega con un respaldo de haber ganado cuatro de las últimas ocho finales la Champions, además que en esta edición se dio el lujo de dejar en el camino al PSG,  Chelsea y Manchester City.

 

Con la experiencia de coronarse campeón en 2019, luego de derrotar en la final en el Wanda Metropolitano de España por 2-0 al Tottenham, el Liverpool llega con otra mentalidad a una final donde todos tendrán los ojos encima.

Si bien se pensaba que gran baja para la noche de París era Thiago Alcántara, quien se lesionó en el último partido de la Premier League, donde fue el gran dolor de cabeza para Klopp en la previa del encuentro, finalmente va desde el comienzo.

Con esto el Liverpool formará con Alisson; Alexander Arnold, Konate, Van Dijk, Robertson; Fabinho, Henderson, Thiago; Mané, Díaz y Mohamed Salah.