José Mourinho y la Roma sufrieron una amarga caída por 3-1 ante AC Milan en el marco de la jornada 20 de la Serie A de Italia, situación que el entrenador portugués no tomó de buena manera y aprovechó para lanzar un venenoso dardo.

Con tantos de Olivier Giroud (8'), Junior Messias (17') y Rafael Leao (81'), los rossoneri se impusieron con categoría en San Siro, provocando la furia del estratega luso, que no se guardó su enojo.

Tras ser abucheado durante prácticamente todo el encuentro, en parte por su pasado en el Inter de Milán, Mourinho no se quedó callado y aprovechó la conferencia de prensa post partido para lanzar un palito al elenco rival y sus hinchas.

"Cuando veo cómo reaccionó hoy (jueves)  San Siro, me alegro mucho de haber dicho que no", comenzó diciendo.

"Fue un placer tremendo haber rechazado al Rossonero. Hace tres años los dueños de Milán me quisieron contratar", continuó Mou.

El actual deté de la Roma detalló que "lo pensé durante tres días, luego decidí que sería un no y estoy feliz de haber tomado esa decisión. Soy un profesional, pero hay espacio para pasiones como el antagonismo".

"Ahora soy un apasionado de la Roma, lo daré todo por la Roma. Volviendo atrás, después de lo ocurrido hoy, estoy doblemente contento con lo que respondí", lanzó.

José Mourinho cerró su comentario mostrándose doblemente orgulloso por la determinación que tomó cuando AC Milan quiso contar con sus servicios hace algunos años.

"Vinieron a mí, pero les dije que se fueran a casa, que yo no iría", remató el siempre polémico entrenador portugués.