El sábado recién pasado, Alianza Lima selló su paupérrima campaña 2020 cayendo ante Sport Huancayo por 2-0 y confirmando su descenso a la Segunda División. El rodillo no pudo encontrarse en toda la temporada y lo terminó pagando caro, aunque parece no estar todo perdido.

Y es que si bien el equipo del pueblo ya no tiene forma de revertir su mal momento, una luz de esperanza apareció en las últimas horas. Según informó Libero, el club presentó un reclamo a la Federación Peruana de Fútbol que les podría permitir quedarse en Primera.

El vecino medio señala que la directiva se quejó de manera formal ante la entidad luego de conocerse que el técnico de Sport Huancayo ofreció una entrevista a un medio de comunicación fuera del hotel de concentración, algo prohibido por protocolo de seguridad contra el coronavirus.

El hecho ocurrió el pasado 27 de noviembre, justo un día antes del partido ante Aliaza Lima. Ahí, el DT Wilmar Valencia conversó con America TV, manteniendo distancia y con mascarilla en todo momento. Sin embargo y por reglamento, no debía haberlo hecho.

 

En el reclamo, Alianza Lima argumenta que esto está "incumpliendo el numeral 1.1.13. del apartado 1.1. 'Hoteles y/o centros de concentración'. Articulo 1º 'Protocolo para viajes y hoteles', del Protocolo para la vuelta a los entrenamientos y competencias".

Un dato a favor que pone la ilusión

Alianza Lima ya consiguió puntos por secretaría durante la pandemia del Covid-19. De hecho, es ese antecedente el que ilusiona al club para poder mantener la categoría y salvar un año catastrófico.

Todo se remonta al 9 de octubre pasado, cuando el fútbol peruano volvía a las canchas. Ahí, el rodillo reclamó los puntos ante Binacional luego que sus jugadores no respetaran el protocolo, algo que fue ratificado por la Comisión Disciplinaria de la Federación Peruana de Fútbol.

La Primera División del vecino país vive horas claves para saber si Alianza Lima finalmente estará en la B o si será salvado fuera de la cancha.