Cristina Calderón Harban nació el 24 de mayo de 1928 y fue una reconocida portadora y difusora de la lengua y las tradiciones del pueblo Yagán. La mujere conocida como la "Abuela Cristina", también se dedicó a la artesanía, específicamente a la cestería en junco, un oficio ancestral que hasta hoy forma parte de un proceso de revitalización cultural y expresión de la identidad del pueblo yagán. 

En 2009 fue reconocida por el Estado chileno como Tesoro Humano Vivo, primer año en que se entregó la distinción. Las razones para entregarle el reconocimiento, fueron por "ser depositaria de la lengua y cultura yagán, lo que la convierte en portadora y transmisora de una forma de concebir e interpretar el mundo, propia de este pueblo milenario, encarnando así un patrimonio único". 

Su hija, Lidia González Calderón, al momento de la muerte de su madre, comentó que Cristina "aprendió a hablar español a los nueve años, y a la vez conservó el idioma yagán. Sus hijos no lo aprendimos de ella, justificado por el temor a ser discriminados. A pesar de ello, fue su activa difusora". La "Abuela Cristina", según las palabras de su hija, creó un diccionario y un libro de leyendas e historias originarias llamado Hai Kur Mamasu Shis (que significa: Quiero contarte un cuento).

El diccionario y el libro lo trabajó junto a su nieta, Cristina Zárraga Riquelme y registraron la lengua y el patrimonio oral. En 2016 se publicó su biografía "Cristina Calderón: Memorias de mi abuela Yagan" donde la Abuela Cristina aseguró que no era la única ni la última en preservar la lengua e historia de su pueblo. 

A través de un trabajo sostenido con el pueblo Yagán en la región de Magallanes, Cristina fue participe de diversas acciones. Entre ellas destaca la Restitución de Bienes Patrimoniales de la Colección Martin Gusinde desde el Museo Nacional de Historia Natural en Santiago al Museo Antropológico Martin Gusinde en Puerto Williams, ambos parte del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, iniciada en 2019.

Asimismo, gracias al trabajo mancomunado entre la Subdirección Nacional de Pueblos Originarios y la Comunidad Indígena Yaghan de Bahía Mejillones, a la cual pertenecía Cristina, se publica en 2021 el “Protocolo de buenas prácticas para la protección del patrimonio cultural indígena yagán” donde la comunidad elaboró una definición colectiva sobre su patrimonio cultural, su uso, manejo y difusión

Cristina Calderón fue declarada Hija Ilustre de la región de Magallanes y la Antártica Chilena. Falleció el 16 de febrero de este año.