La selección chilena femenina de hockey sobre césped no pudieron avanzar a cuartos de final en su histórica participación en el Mundial, en esta edición celebrada en los Países Bajos al caer de una manera muy contundente por 5-0 frente a Bélgica que sacó una rápida ventaja que fue imposible de remontar.

Las Diablas se vieron rápidamente abajo en el marcador pues en el primer cuarto recibieron tres goles de los cuales dos fueron por parte de Stephanie Vanden Borre, ambos llegando desde el córner corto mientras que la otra anotación, que fue la segunda, cayó en una acción de campo que finalizó Justine Rasir.

A partir de ahí, las europeas manejaron bastante a su ritmo las acciones del compromiso el cual fueron sentenciando ya en el segundo cuarto con una anotación de Charlotte Englebert, la misma jugadora que en el tercer periodo del encuentro logró poner las cifras definitivas a las acciones.

Para el cuarto final, el representativo chileno buscó con todo el tanto del descuento e incluso tuvo una tremenda posibilidad con cuatro córners cortos de manera consecutiva pero las ejecuciones no fueron de las mejores y se quedaron sin la posibilidad de anotar un tanto más en la competencia.

De esta manera, Las Diablas se quedaron sin la posibilidad de jugar los cuartos de final y ahora deberán pensar en el compromiso de mañana ante China en el que esperan mantener viva la posibilidad de meterse entre las nueve mejores del Mundial.