Para los jugadores de Colo Colo se acabaron las extensas vacaciones y debieron volver a preparar la temporada 2022. Lo hicieron en el Centro de Innovación de Clínica Meds, donde apareció en las pruebas un viejo conocido del equipo: Leonardo Valencia.

El volante llegó el 2020 como uno de los grandes refuerzos, al arribar desde el fútbol brasileño. Luego de un buen inicio, los problemas personales perjudicaron mucho su rendimiento y nunca más logró retomar el nivel que mostró en los primeros partidos.

Incluso Gustavo Quinteros le dio algunas chances de participar en su era, aunque nunca logró cuajar un buen rendimiento. Por lo mismo, el segundo semestre del 2021 partió préstamo a La Serena, donde levantó su nivel.

Su deseo, según dio a conocer en las redes sociales, era continuar en el elenco granate. Sin embargo, se presentó con la indumentaria oficial del equipo a las pruebas físicas con que se evaluó a todo el plantel.

De todas maneras su continuidad deberá evaluarla el cuerpo técnico, aunque parece compleja su continuidad pues el Cacique se ha reforzado bastante en ofensiva y además ahora aparece la opción de Martín Rodríguez. El contrato de Valencia recién expira a fin de año con los albos, por lo que mientras analiza su futuro debe participar en las actividades con los albos.

El jugador que no llegó a estas mediciones fue Christian Santos, quien pasó las fiestas de fin de año en Alemania. Tiene contrato por seis meses más y su continuidad no está asegurada en el Cacique, a pesar de que irá a pretemporada. En caso de continuar, podría ser inscrito solamente para la Libertadores y así no usar cupo de foráneo en el torneo chileno.