Cuando faltaba un mes para el término del Torneo de Clausura de 2017, Mark González tomó sus cosas y se fue del estadio Monumental. Así puso fin a cinco meses en Colo Colo, con un discreto balance de cuatro partidos y 154 minutos a nivel oficial.

Pero había algo detrás de esos números. Chico Mark destapó la olla un par de meses después y acusó directamente al técnico Pablo Guede, que hoy se encuentra en el ojo del huracán por una serie de denuncias surgidas a raíz de su destitución del Necaxa de México.

El autor de un gol a Suiza en el Mundial de Sudáfrica 2010 se limitó a decir que "finalmente el tiempo" le "dio la razón". Y bastó retroceder un lustro en el archivo para ver a qué se refería el zurdo en su pública alusión al estratega trasandino.

Fue en julio de 2017 cuando González aprovechó una tribuna televisiva para atacar con todo a Guede, que seguiría hasta 2018 al mando de Colo Colo: "No es una buena persona. Es rencoroso y orgulloso. Lo mío fue una cosa demasiado notoria, fue muy drástico el cambio que tuvo".

"Al principio era de conversar, de tirar la talla. Me saludaba, todo bien. Y de un día para otro, como si nada. Nos topábamos de frente y no nos podíamos ver", sentenció el hombre formado en Universidad Católica.

La respuesta de Pablo Guede a Mark González
 

La sangre no llegó al río entre ambos y Mark González terminó saliendo por la ventana. "Si nos podíamos agarrar a combos, nos agarrábamos, pero por respeto al club no pasaba nada. Era muy desagradable el ambiente entre los dos", reconocía entonces.

Pablo Guede se negó a hablar del tema. "No romperé esa línea de que me guardo lo que pasa aquí adentro. Uno no puede contentar a todo el mundo. Es su problema, porque salió ahora, porque lo hizo con agresividad y por el daño que quiso intentar hacer", replicó días después.

 

 

"Jamás me referí a una persona públicamente y no lo voy a hacer ahora. Que él piense lo que quiera. Yo no le voy a contestar. No me hacen daño sus palabras. El problema lo tiene él", subrayó el argentino en conferencia de prensa, en el estadio Monumental.

"No voy a romper los códigos. Nunca lo hice y nunca lo voy hacer, tengo principios y tengo que velar por 23 personas que se están matando aquí adentro", concluyó Guede, que tampoco ha hecho referencia a las denuncias que se alzaron en su contra en México.