Sorpresa causó entre los amantes del fútbol chileno la información que dio a conocer Opta sobre la liga nacional, que se encuentra octava en el mundo en el tiempo efectivo de juego.

Inglaterra, Países Bajos, Francia, Alemania, Bélgica, México e Italia son los únicos países que superan a Chile, que se encuentra sobre Brasil o España.

El tema es analizar esta estadística. ¿Es un progreso para la actividad nacional efectivamente? Y según los especialistas, es un número que no trae un beneficio real.

Es más, según el DT Francisco Bozán es una cifra inflada por los minutos adicionales que se juegan en cada partido. “Claro, si los partidos en Chile están durando 120 minutos”, indica de entrada a Redgol.

Luego es más minucioso. “El concepto efectivo está mal usado, porque ya no se juegan 90 minutos, se juegan 105 minutos. Obvio que eso aumenta el tiempo efectivo, porque aumentó el tiempo total del partido. Si fueran 90 minutos los que se midieran, no se aumentaría”, señala.

El entrenador de Curicó indica que “si bien me sorprende, no creo que haya un mayor tiempo efectivo, solo es por el tiempo que se juega. Midiendo 45 minutos por lado llegamos a un mismo número de antes. Porque por ejemplo en los GPS de los jugadores siempre hay sobre 100 minutos jugados”.

Concluye Bozán que “si uno resta el adicionado y toma solamente los 45 por lado, probablemente no estemos entre las ligas que más juguemos. Me gustaría mucho pensar que se está haciendo menos tiempo, pero es producto del aumento del tiempo para mejorar la estadística, se alargaron los partidos”.

Jorge Aravena, en tanto, cree que más allá del tiempo lo que importa es la calidad del juego. “Puede ser que aumentó en minutaje, pero como capacidad de fútbol es bastante pobre. Podemos jugar 55 minutos de promedio, pero no hay buen fútbol. Entonces cuál es la gracia”.

El Mortero añade que “es bueno que ruede la pelota el mayor tiempo posible, pero el tema central es cómo tratan al balón. Y e sorprende la información porque hay partidos que son una lata increíble, se detienen mucho, además de que revisan el VAR eternamente”.

En tanto Victoriano Cerda, presidente de Huachipato, piensa que es por una labor arbitral. “Esta es una excelente noticia. Es el punto de partida para el mejoramiento de la Liga chilena y su competitividad. El trabajo de los árbitros -silencioso pero sostenido- comienza a dar sus frutos”, comentó en sus redes.

Los comentaristas no observan un progreso

Comentaristas del fútbol también miran con recelo la estadística. Cristián Caamaño, periodista de ESPN y Radio Agricultura, cuenta que “si los números lo dicen es un avance”, a pesar de que “eso no se refleja en juego dinámico o fluido”.

“En partidos internacionales somos sobrepasados desde lo físico. Hay que ganar en otras cosas más que en el tiempo de juego, si vamos a jugar más la idea es que se vea reflejado en un juego más atractivo o en resultados internacionales”, manifiesta Caamaño.

Marco Sotomayor agradece que “se permita que las acciones sigan y se eviten simulaciones”, aunque cree que el fondo es otro: “Jugando a una velocidad baja la pelota sale menos, puedes tenerla más en tu poder, lateralizas, no hay cambios de ritmo y se arriesga poco”.

“Esos factores generan más tiempos muertos al producir córners, fouls o laterales”, remata en su análisis.