arrow_downward
Nicolás y Paulo Díaz integrarán dos selecciones chilenas de manera paralela
Selección chilena

Uno en Toulon y otro en Brasil: los hermanos Nicolás y Paulo Díaz se ponen a las órdenes de la selección chilena

Los hijos del ex defensor Ítalo Díaz son también defensas, y representarán respectivamente a la selección Sub 23 y a la Adulta en el Torneo Maurice Revello y la Copa América.

escrito por
Nicolás Olea M.

Nicolás y Paulo Díaz integrarán dos selecciones chilenas de manera paralela

Nicolás y Paulo Díaz integrarán dos selecciones chilenas de manera paralela (Foto: Agencia Uno)

El fútbol chileno está plagado de dinastías. La de Luis Hernán, Iván y Cristián Álvarez; Fernando y Luis Hernán Carvallo; los Chamacos Valdés y González; y hoy Pablo, Pablo Jr., Thomas y Benjamín Galdames. Pero no pasa tan seguido que ambos al mismo tiempo sean protagonistas en la selección chilena.

Es el caso de Paulo y Nicolás Díaz, ambos hijos de Ítalo Díaz; y todos defensas. Paulo (24 años) está en Al Ahli de Arabia Saudita y fue citado a la selección adulta que disputará la Copa América; mientras que su hermano Nicolás (20) viene pisando fuerte en Palestino y estará con la Roja Sub 23 en Toulon.

Esto permite que, con un par de semanas de diferencia, veamos a los dos hermanos en acción por la selección chilena. Y don Ítalo no escondió su orgullo. "Les llega en un buen momento y con mérito propio. Les deseo lo mejor, que lo disfruten pero con responsabilidad. Ir a la selección no es un camino fácil, es largo y lo han demostrado", reflexoinó en CDF.cl.

Paulo estará bajo las órdenes de Reinaldo Rueda y Nicolás, de su ayudante Bernardo Redín; por lo que el cuerpo técnico tendrá todas sus antenas puestas sobre ellos. Y no serán los únicos, pues River Plate pretende que Paulo vuelva a Argentina.

Como para que en un futuro se cumpla el sueño de Nicolás, de anclar en la Roja Adulta. "Sí, es el sueño de todo jugador chileno. Quizás pueda jugar con Paulo", decía a La Tercera en febrero pasado.

Temas

Comentarios


Lee También