Este lunes Magallanes derrotó como local por 2-1 a San Felipe en el Estadio Municipal de San Bernardo por la fecha 15 de la Primera B.

El primer gol del partido, a los 23 minutos, estuvo marcado por la polémica, pues el auto, Miguel Orellana, estaba más de tres metros adelantado al momento del pase.

En la jugada, Orellana vuelve a la línea de los defensores, mientras el pase va en camino, lo que confunde al juez Omar Oporto.

Los líneas tampoco lo vieron y validaron un gol antireglamentario, que a la postre le dio el triunfo al equipo local.

A los 47 minutos Juan Enrique Méndez marcó el empate de penal para San Felipe, pero luego Julián Alfaro pondría el 2-1 definitivo a los 80'.

Tras el cobro del árbitro, el arquero de San Felipe, Lucas Giovini, le gritó: "Pedí la camiseta después de Magallanes, te comiste el gol. Son un desastre".