Jorge Garcés está viviendo un delicado momento. La noche del jueves el entrenador de Santiago Wanderers fue víctima de un asalto a mano armada, donde cinco delicuentes lo intimidaron con armas de fuego para robarle su automóvil.

El director técnico de los caturros fue interceptado en la ruta 68 a la altura de Américo Vespucio, cuando regresaba desde Rancagua tras haber adquirido un lujoso Mercedes Benz apenas dos horas antes.

Peineta fue encañonado por los maleantes y obligado a bajarse del auto, sin tener tiempo siquiera de rescatar sus objetos personales del vehículo avaluado en 45 millones de pesos chilenos.

En diálogo con 24 Horas, el entrenador dio detalles de los sucedido. "En la salida se me para un vehiculo adelante, muy agresivo los jóvenes me encañonaron, dos abrieron la puerta y me sacaron y tiraron al suelo".

"No alcancé a sacar nada, ni el celular", contó Garcés visiblemente afectado por el violento episodio.

Tras lo ocurrido el entrenador wanderino llegó hasta la comisaría de Pudahuel, donde relató lo sucedido y puso la correspondiente denuncia para luego ir a constatar lesiones.

Afortunadamente, y según los primeros reportes, Jorge Garcés no sufrió mayores daños físicos tras el asalto, y su única preocupación ahora es que las autoridades logren dar con los responsables.

Por lo pronto Carabineros ya inició la búsqueda del Mercedes que recién había adquirido Peineta, aunque se presume que la tarea será compleja, dado que la flamante máquina aún no tiene su GPS instalado.