Luego de cinco años, Ñublense vuelve a ser de Primera División. Este sábado los diablos rojos se hicieron un festín con Deportes Copiapó, se impusieron por 5-0 y aseguraron su presencia en la máxima categoría del fútbol chileno.

Los dirigidos por Jaime García tenían claro que ante el león de Atacama se jugaban una final. Y es que a dos fechas del final del torneo de Primera B, tenían la opción de asegurar el título si ganaban. Pero lo ocurrido en la cancha del Estadio Nelson Oyarzún no estaba ni en los mejores sueños.

Un primer tiempo letal

En Ñublense no querían dejar dudas ni en la cancha ni en su juego, por lo que salieron con todo a buscar el resultado, aunque no estuvo tan fácil en el inicio. Sin embargo, luego de intensos primeros minutos, el arco se abrió por completo.

En el 21' Mathias Pinto recibió una pelota frente al área rival, metió enganche y sacó un zapatazo que se coló en el palo izquierdo de la portería de Copiapó. Un tanto de la tranquilidad, pero que solo sería el arranque de la fiesta. 

David Escalante en el 25' encaró por el centro de la cancha y quedó solo tras una pantalla de lujo que le permitió rematar, poniendo el 2-0. Y como si fuera poco, en el 29' otra vez apareció Pinto, que luego de un rebote en el palo tuvo solo que empujar la pelota dentro de un arco que estaba libre.

 

Ortega cerró la fiesta

Con un 3-0 a favor en los primeros 45' minutos, muchos pensaron que Ñublense bajaría un poco su ritmo. Pero el equipo de García estuvo muy lejos de hacerlo, presionando con la misma intensidad y encontrando más goles.

En el 48' Óscar Ortega recibió un pase entre línea de Escalante y quedó solo frente al arco, pegándole al balón con lo justo y estirando la ventaja a un 4-0. Uno que no le bastaría, ya que en el 53' otra vez repitiendo la fórmula anotó el 5-0 que selló el triunfo.

García movió las piezas para darle descanso a sus jugadores, pero lo que terminó generando fue que todos se le fueran encima a abrazarlo. No le tocó fácil, tuvo que pelear, se mantuvo arriba en la cima, dio batalla hasta al coronavirus y ahora le toca festejar. Y con todo, porque vuelve a Primera División.

Ñublense llega a 49 puntos y, con dos partidos para el final de la Primera B, asegura el primer lugar y el título de campeón. Ahora se prepara para los últimos desafíos antes de debutar otra vez en la máxima categoría de nuestro país.

POS EQUIPO PJ PTS
1
ÑUBLENSE
26 49
2
SAN FELIPE
26 42
3
RANGERS
26 42
4
SAN MARCOS
27 40
5
PUERTO MONTT
26 39
6
MELIPILLA
26 38
7
TEMUCO
26 38
8
MAGALLANES
26 37
9
COBRELOA
26 35
10
COPIAPÓ
26 35
11
MORNING
27 31
12
SAN LUIS
26 30
13
BARNECHEA
26 27
14
VALDIVIA
26 25
15
SANTA CRUZ
26 19