Emocionado y acompañado de toda su familia. Así fue la despedida de Luis Jiménez del fútbol, que se dio en el triunfo de Palestino por 3-1 ante Cobresal por el Campeonato Nacional.

Por eso, una vez que terminó el encuentro, el volante no desaprovechó el momento para agradecer a toda la gente que lo fue acompañar: "Estoy bien emocionado, contento por el cariño de la gente, de los compañeros y de todos en general", comenzó diciendo en TNT Sports.

"Es mi último partido, lo tenía tomado desde el año pasado pero sentía que no era justo terminar fuera de la cancha. Pero quería esto, no que me aplaudieran, pero la gente me ha entregado tanto", cuenta Jiménez.

En ese sentido, asegura que ya era el momento destacando todo lo que le había dado el fútbol mientras fue activo.

"Me siento pleno, bien, feliz con la carrera que he hecho. Siempre dije que quería terminar de buena manera, no quería terminar con lesiones y creo que es un buen momento", destaca.

Por lo mismo destaca la importancia de hacerlo con la camiseta de Palestino, el club que lo acompañó toda la vida y donde decidió colgar los botines.

"La verdad que siempre he intentado hacer lo mejor posible, me tocó defender mi club que me vio nacer, que me formó y logramos tener un título que es importante, después de 40 años. Terminó de buena manera, estoy feliz", precisa.

En cuanto a lo que viene para adelante, asegura que seguirá estudiando para entrenador, que tiene muchos proyectos en mente, pero que el tiempo dirá si vuelve a Palestino.

"Tengo varios proyectos, me he preparado hace mucho tiempo para terminar. Por ahora voy aprovechar mi familia, descansar y eso, ocuparme de mi familia. En cierto modo creo que fue más duro para ellos que para mi", finaliza.