arrow_downward
Montecinos llegó a 34 kilómetros por ahora, superando hasta a CR7
Campeonato Nacional

¡Notable! Joaquín Montecinos logra alcanzar velocidad de Kylian Mbappé y Cristiano Ronaldo

El volante de Audax Italiano reveló que ha llegado a 34 kilómetros por hora, superando los 33 del luso y a solo cuartro del francés.

escrito por
Juan Pablo Viluñir Silva

Montecinos llegó a 34 kilómetros por ahora, superando hasta a CR7

Montecinos llegó a 34 kilómetros por ahora, superando hasta a CR7 (Foto: Agencia Uno)

Uno de los jugadores que más destacó en la temporada pasada fue Joaquín Montecinos. El hijo del mítico "pelado" llegó a Audax Italiano en la segunda mitad del año desde Deportes Melipilla y se transformó en una de las piezas importantes del plantel itálico.

Y una de las cualidades que más lo hicieron notar fue su velocidad. Cargado por ambas bandas, el volante supo hacer sufrir a sus rivales, a los que dejó en el camino en varias ocasiones a punta de carrerones que maravillaron a los hinchas.

Montecinos ofreció una entrevista a LUN y en ella reveló una noticia que no deja de llamar la atención: logró alcanzar los 34 kilómetros por hora. La cifra impacta no solo por su rapidez, sino también porque lo hace igualar números como los de Cristiano Ronaldo (33 KM/H) y hasta Kylian Mbappé, el hasta ahora más veloz del mundo con 38 KM/H, como consignó Le Figaro tiempo atrás.

Joaquín Montecinos ha sabido brillar con sus velocidad en el fútbol chileno. Foto: Agencia Uno

"Cuando chico y jugaba en La Serena era flaco, bajito y muy débil, no pasaba el 1,60, aunque siempre con las piernas grandes en relación a mi cuerpo (...) Entrené durante seis meses con los profes de la selección chilena de halterofilia en La Serena, iba dos veces a la semana", explicó el volante que hoy hace hasta de delantero.

Cmo si fuera poco, Montecinos admitió que "soy el que más sprint hace en un partido". Eso lo ha sabido usar dentro de la cancha. "Cuando tienes la pelota al pie y se te acerca el rival y uno le hace el cambio de ritmo y la tira larga, es muy difícil que te la quiten, porque uno va hacia delante y él va de espalda"

Finalmente reconoció que no siempre fue así de veloz, pero que hubo un momento clave donde todo cambió. "No tanto de chico, pero sentí que empecé a ser más rápido al trabajar mis cuádriceps e isquiotibiales".

Temas

Comentarios


Lee También