Cobreloa ha tenido una destacada participación en el actual mercado de fichajes del fútbol chileno, donde ya suma varios nombres de peso para ir con todo por el ansiado ascenso en la temporada 2022 y olvidarse de los últimos años, donde en particular el que recién terminó fue el más doloroso y los tuvo al borde del descenso a Segunda División.

Pero esos días de tristeza ya se acabaron, y en el estadio Zorros del Desierto ahora todo es pura motivación y buena vibra para enfrentar los distintos desafíos que se aproximan, donde Emiliano Astorga contará con nombres como Roberto Gutiérrez, Matías Cano, Maximiliano Cerato, entre otros, para buscar volver a Primera División.

Pero antes de ver acción en la Primera B esperan poder hacer la tradicional Noche Naranja, uno de los eventos más esperados por los hinchas loínos y en el cual se presentan a los nuevos jugadores junto con el cuerpo técnico para la temporada, situación ante la cual sacó la voz Fernando Ramírez.

El presidente del club habló con El Mercurio de Calama sobre la opción de revivir el clásico con Colo Colo para el ansiado acontecimiento y confesó que con la directiva "queremos hacer algo bonito".

Junto con eso, el timonel del conjunto nortino reconoció que "si se posterga el inicio del torneo podríamos volver a intentar con Colo Colo como rival, ojalá vender el partido a la televisión y con eso pagar los pasajes para que vengan por ejemplo".

Y sobre el mismo tema habló con En La Línea, a quienes les confesó que han tenido conversaciones con el Cacique, aunque "lo de la Noche Alba se ve lejano, pues tienen otras opciones para jugar con equipos extranjeros y es válido pensando que ya lo tenían negociado desde antes”.

Y para la Noche Naranja apuntó que una posible fecha hasta ahora será el 2 de febrero, pero “estamos analizando todos los puntos. Por la pandemia hay hartos protocolos que debemos cumplir, además de tener varias autorizaciones y los derechos de televisación. Se está trabajando en eso también”.

Así, ahora habrá que ver si Cobreloa consigue acercarse al Eterno Campeón para invitarlo a jugar un partido en Calama antes de que inicie la competencia, y evidentemente todo dependerá de la apretada agenda que seguramente tendrán los albos.