Este martes en el estadio Santiago Bernabeú, el Real Madrid perdió con el equipo debutante en la Champions League, el Sheriff Tiraspol, la Cenicienta de esta versión, el equipo sin país, y que ya suma dos victorias en el Grupo D.

Carlo Ancelotti hace 24 horas afirmó que su equipo tenía una ventaja por sobre todos los equipos al tener mayor costumbre de ganar la Champions.

El fútbol le dio un cachetazo y el Sheriff lo venció 2-1, por eso el experimentado entrenador intentó explicar lo inexplicable.

"Más que preocupados estamos tristes. Jugamos con intensidad, compromiso... Perdimos por los pequeños detalles. El equipo lo ha jugado bien. Pudimos ser más finos en los últimos metros,pero es difícil de explicar", afirmó.

Según el ex Everton el Madrid no jugó para perder y se atrevió a decir que la victoria no fue justa.

"Nos costó el partido los pequeños detalles y puede ser una lección para el futuro. Fue una derrota que no merecíamos", afirmó.

Respecto a lo hecho por el rival Sheriff Tiraspol, Ancelotti reconoce que "ha defendido bien y ha sabido jugar con los pequeños detalles".