Independiente de su estado, Alexis Sánchez siempre es un objetivo que miran distintos clubes en Europa para reforzarse. Y más aún ahora después del brillante duelo donde le dio la Supercopa de Italia al Inter con un gol de último minuto ante la Juventus, lo que habría llevado al West Ham United a tomar una decisión.

Hace ya algunos meses que Tuttomercato había acercado el nombre del delantero chileno a los Hammers, lo que no gustó mucho a sus fanáticos, pero finalmente no se supo más del supuesto interés. Y hace poco se metió Everton a la pelea, ya que igual ilusionaron al Niño Maravilla con un regreso a la Premier League.

Situación que llevó a The Irons a jugársela toda por el oriundo de Tocopilla, y según informó La Tercera el cuadro londinense prepara una interesante oferta de "alrededor de 8 millones de dólares por el pase del chileno, quien temrina contrato en 2023 con Inter", además de que le interesaría volver a la liga donde brilló con el Arsenal.

El formado en Cobreloa tuvo un tremendo nivel con los Gunners en su estadía por el club entre 2014 y 2018, el cual es considerado por varios como una de las mejores etapas de su carrera.

Motivo por el cual cercanos al jugador declararon al citado medio que “Alexis quiere jugar y ser un referente para sus compañeros. Ser un jugador importante para un equipo y en Inglaterra lo puede lograr. Actualmente, en Inter de Milán, no puede desarrollar plenamente sus capacidades y eso lo frustra un poco”.

El ex equipo de Manuel Pellegrini, donde el chileno estuvo dos temporadas, ha tenido una notable actuación en la siempre compleja liga inglesa, y actualmente está clasificado en el cuarto puesto de la tabla, alcanzando puestos para decir presente en la próxima UEFA Champions League.

Así las cosas, este sería solo el comienzo de la negociación, por lo que restaría que West Ham haga la oferta oficial y que Inter de Milán esté dispuesto a aceptarla para así poder ver un épico regreso del goleador histórico de La Roja a la Premier League. Donde también tendría la oportunidad de revertir la mala imagen que dejó con su paso por Manchester United.