Arturo Vidal tiene una carrera digna de admirar para cualquiera, no solo por sus logros con la selección chilena sino además a nivel de clubes pues en Europa jugó con varios de los más grandes a nivel continental. Uno de ellos fue el Bayern Múnich, a donde llegó como estelar fichaje tras romperla en Juventus.

La temporada 2015-16 fue la primera del Rey en el cuadro bávaro, que dirigido por Josep Guardiola, llegó a las semifinales de Champions League en donde en los cuartos superaron a Benfica que en sus filas tuvo a un entonces joven Luka Jovic, ex del Real Madrid y actualmente en la Fiorentina.

Para el partido de vuelta, que finalizó 2-2, los portugueses necesitaban un gol para remontar la serie por lo que el atacante serbio ingresó al terreno de juego buscando ese tanto que no llegó. Pero pese a que fueron unos pocos minutos, quien también defendiera los colores del Eintracht Frankfurt, recordó ese momento con el King entre los grandes protagonistas, pues de hecho en ese encuentro marcó gol.

"Me acuerdo muy bien de mi debut en la Champions contra el Bayern. Tenía 18 años y acababa de llegar de Serbia. Salí desde el banquillo en el 85 y no entendía nada. Hubo una jugada a balón parado en la que simplemente me quedé quieto y mirando a Lewandowski, Arturo Vidal... Les miraba y pensaba '¿Esto es verdad o estoy soñando?'. Lo recordaré el resto de mi vida", afirmó al sitio oficial de la UEFA.

La carrera del balcánico se encuentra en un punto en el que espera resurgir pues su paso por el club merengue no fue consagratorio y debió buscar una nueva oportunidad en Fiorentina, donde ya marcó un tanto en la Serie A.

"Estoy listo para volver a mi nivel de antes. Es muy importante jugar en Europa. A todos nos gustaría estar en un equipo Champions, pero la Conference nos da una nueva oportunidad y creo que estamos entre los favoritos para ganar. Tenemos calidad para llegar a la final", puntualizó Jovic.