Todo ayuda cuando se está en un mal momento futbolístico. Por lo mismo, en Universidad de Chile están optimistas en la previa del clásico universitario por los cuartos de final de Copa Chile, que se jugará el domingo en el estadio Santa Laura.

Esto ya que cuando Sebastián Miranda jugó los cuatro partidos de su primer interinato, tras la salida de Santiago Escobar, consiguió dos triunfos justo en el estadio de Unión Española; ante Deportes La Serena y Huachipato.

Si bien ahora son palabras mayores ante la UC, el reducto de Independencia le viene bien a los azules, donde incluso Diego López consiguió una victoria por 2-1 ante Unión La Calera por el Campeonato Nacional.

Eso no es todo, porque también evita un desplazamiento mayor para la U que se ha tenido que ir moviendo constantemente para ejercer su localía en otras regiones del país.

Algo que si bien en el camarín azul no quieren profundizar mucho, pero saben que les da una ventaja y, con mayor razón, en el clásico ante Universidad Católica.

"No nos importa mucho donde nos toque jugar de local, sea santiago o fuera. Vamos a tener que salir a ganar todos los partidos de aquí adelante y lo más importante es estar con nuestra gente. Santa Laura es buena cancha no tengo más que opinar, tenemos que salir a ganar que es lo más importante", comentó Lucas Assadi.