Universidad de Chile se enfrenta este viernes 24 a Curicó Unido a las 20:00 horas por el Campeonato Nacional. En la antesala del compromiso, Mauricio Pellegrino contestó a las preguntas de la prensa y abordó ampliamente la situación de Lucas Assadi, quien ha sumado muy pocos minutos en cancha en lo que va del torneo. 

"Elegimos lo que creemos que es mejor para cada partido, eso no quita el potencial que tiene Lucas. Como todos los jugadores jóvenes, tenemos que ayudarlo, darle calma y apoyarlo para que siga creciendo. Siempre se puede aprender y mejorar, Lucas está en ese proceso", expresó el DT. 

"Hay que acompañarlo y a veces hay que decirle: "Por acá no, Lucas, por acá no". A veces creemos que si uno tiene un don de la naturaleza, no tiene que hacer más nada y no es así. Los jóvenes tienen que trabajar con sentido de equipo, tienen que ser humildes. En algunos momentos les tocará, en otros no", comentó el entrenador. 

"Él está sintiendo que el fútbol es injusto con él. Nosotros tenemos que ser justos con la U primero, después con las personas. La U está por encima de todo. Yo desearía que entre todos creemos un ambiente para que los jóvenes tengan los mejores valores. El tiempo dirá hasta dónde llegan. Ojalá Lucas sea ese jugador que todos deseamos", agregó el estratega del Bulla. 

 

 

"A Lucas hay que ayudarlo a que aprenda a que estos momentos, son momentos que construyen mucho. Yo el otro día hablaba con ellos (los juveniles) y muchos de ellos se han críado con hábitos como "No te esfuerces mucho porque juegas bien" ¿Alguien cree que no estudiar, no trabajar, no hacer mucho porque eres mejor que los demás, está bien? ¿En qué aspecto de la vida eso es bueno?", apuntó el entrenador. 

 

"He escuchado también "juegan en una posición que se desgastan" y yo digo que el alto rendimiento es desgaste constante, es esfuerzo. Cuando hay un talento que trabaja, ¿es mejor o es peor? No tienen por qué recibir un trato diferente, tienen que ser uno más. El talento es un agregado y se multiplica por la ambición y el espirítu que le pongan", concluyó Pellegrino.