Universidad Católica tuvo que esforzarse hasta el último segundo para lograr rescatar un empate contra Everton, en la jornada 21 del Campeonato Nacional, a pesar de tener un hombre más por cerca de una hora de compromiso y solo el gol de Gary Kagelmacher a seis minutos del final les hizo lograr el 1-1 para sumar un punto.

Está más que claro que tiene que suceder un escenario bastante improbable para que los Cruzados puedan soñar con el pentacampeonato pero ahora está dejando ir oportunidades de acercarse a la zona de clasificación a torneos continentales, que empieza a ser una meta mucho más realista.

Con la igualidad en el estadio Sausalito de Viña del Mar, los dirigidos por Ariel Holan llegan a 26 puntos para establecerse en el puesto 10 a tres puntos del séptimo puesto que da acceso a la Sudamericana y que actualmente está siendo ocupado contra los que, precisamente, fueron sus rivales este sábado.

De igual forma, los de San Carlos de Apoquindo aún tienen un partido pendiente por el que fue reprogramado ante Unión Española por el mal estadio del estadio Santa Laura. Sin embargo, se trata de un rival que ha tenido una muy buena temporada.

La jornada 21 del Campeonato Nacional aún debe disputar cinco encuentros más y uno de esos es el de Huachipato ante Unión La Calera del lunes. En caso que los Acereros ganen ante los Cementeros, Universidad Católica caerá una posición más en una campaña muy complicada.