Un giro totalmente inesperado tuvo Diego Rojas, volante formado en Universidad Católica y que la temporada pasada vistió la camiseta de San Luis de Quillota en Primera B. Esto, porque en el presente mercado de pases en vez de buscar opciones en el fútbol chileno, fichó por un equipo de Finlandia en lo que será su primera experiencia en el Viejo Continente.

El pequeño mediocampista ofensivo de 26 años es nuevo refuerzo del SJK Seinäjoki de la máxima división del balompié finlandés e incluso rápidamente se le otorgó una gran responsabilidad, ya que usará la camiseta con el número 10 en la espalda, según informó el club.

"Estoy muy emocionado y feliz de estar aquí ahora. La ciudad se ve linda y tranquila, que es muy diferente a lo que tenemos en Chile. También he sido muy bien recibido aquí enseguida. El equipo se ve bien y la intensidad es buena", expresó en primera instancia.

Asimismo, se refirió al estilo de juego que prefiere y que será la clave para lograr triunfos. "Me gusta especialmente que la pelota se juegue en el suelo. Creo que de esta manera lograremos el éxito", afirmó el volante.

Sin embargo, no estará solo, ya que tendrá de compañero a otro chileno en SJK Seinäjoki. Se trata del del delantero Josepablo Monreal con quien podrá hacer dupla en ofensiva. "Es genial que también esté aquí. Ya nos conocíamos de pequeños en Universidad Católica, luego en La Calera, y ahora el fútbol nos ha vuelto a unir, en un nuevo desafío fuera de Chile. Ya me ha ayudado mucho", aseguró.

Diego Rojas con su fichaje al conjunto finlandés vestirá la séptima camiseta de su carrera tras su estadía en Universidad Católica, Everton de Viña del Mar, Palestino, Unión La Calera, Deportes Valdivia y San Luis de Quillota. En este último, fue titular indiscutido en la pasada campaña del Ascenso, en donde disputó 27 partidos, marcó un solo gol y brindó cinco asistencias.